La devoción a María

Publicado: 12 de diciembre de 2012 en Uncategorized

El centro de nuestra fe es Jesús. Él es Dios y ha sido enviado por el Padre para nuestra salvación. Como cristianos, este es el eje de nuestra vida y de nuestra Iglesia. Lo que vivimos y celebramos se centra en el Señor, nuestro origen y fin último. moises abriendo las aguas.

Sin embargo, vemos que Dios actúa a través del mismo género humano para compartir su salvación. En el Antiguo Testamento, se narra que Moisés fue instrumento para liberar al pueblo de la opresión egipcia. Dios libera, Moisés coopera. Abrahán intercede por Sodoma y Dios está dispuesto a escucharlo. La oración de Samuel pidiendo por el pueblo de Israel le da la victoria contra los filisteos.

En el Nuevo Testamento, la intercesión de la cananea por su hija logra recibir el milagro de Jesús. Ella pide, Jesús actúa. El centurión ruega al Señor para que sane a su criado. Y Jesús lo escucha y concede su petición. La creatividad de los cuatro que cargaban al paralítico sirve de instrumento para que se obrara su sanación.

Comparto estos ejemplos para recordar que el Señor se sirve de nosotros para dar a otros bendición. No somos salvadores, sino que siervos e instrumentos. Y ahí es donde es clave la figura de María. Para compartir que ella también ha sido instrumento, recordemos el pasaje de las bodas de Caná, citado en el Evangelio según Juan.

aa bodas de Caná domingo 17 de eneroElla intercede, pide a su hijo. Él le dice que eso no tiene que ver con ellos e incluso afirma que no ha llegado su hora. María continúa pidiendo, porque confía en Jesús. Dice a los siervos que hagan lo que él les diga. El signo es obrado por Jesús. Solo él es Dios. Pero ahí encontramos la valiosa intercesión de María.

De esto, podemos compartir algunas conclusiones:

  • El protagonismo del Evangelio es únicamente de Jesús. Solamente Él es Dios.
  • Jesús escucha a los suyos y atiende su intercesión. Como hija, como discípula y como madre, también escucha las súplicas de María.
  • María continúa presente en varios pasajes del Evangelio, compartiendo la suerte de Jesús, su ministerio, el dolor y la alegría. No como protagonista, sino como sierva, como creyente.

¿Qué nos dice esto como creyentes? Que podemos confiar en la intercesión de la Madre de Jesús. Que ella como le dijo a los sirvientes de Caná nos dice hoy a nosotros: hagan lo que Él les diga. Que su ejemplo de fe, de servicio generoso y desinteresado y su fortaleza al pie de la cruz nos invita a seguir los pasos de Jesús. 0_especial_guadalupe_entrada

Sin embargo, también corremos peligros. El mal espíritu emplea las cosas más bellas para sacarlas de su lugar hacer de ellas trampas para la fe. Una fe ciega en María se vuelve mariolatría. Olvidaríamos que solo Jesús es Dios. San Luis María Grignon de Monfort ya nos dice que si la devoción a María no nos lleva a Jesucristo, es devoción falsa. Y que si dicho amor a la madre nos aparta del Hijo, habría que rechazarla como ilusión diabólica.

Si yo pido oración a cualquier creyente, confío que dicho hermano orará por mí. Y creo que Dios le escuchará. ¿Cómo no habría de confiarme a la intercesión de la Madre? ¿Cómo habría de creer que Jesús desatenderá sus ruegos? 13-fans_for_o2

Hoy, mucha gente sigue a hombres y mujeres ciegamente. Astros del fútbol, gurús de negocios, cantantes extravagantes y actores de renombre. Los fanáticos gritan sus nombres y mueren por un minuto de su atención. Hay fieles seguidores de equipos deportivos, marcas de prestigio, revistas, libros, juguetes, etc. En el fondo buscamos felicidad, pero nos ofrecen destellos de alegría. No encontramos plenitud ahí.

Acercarse a Jesús sí nos da esa plenitud. No hay que dejar de ser uno mismo. Al contrario, hay que sumergirse en nuestra profundidad para encontrarnos y ahí -justo ahí- hallar lo mejor de nosotros. María nos conduce a su Hijo. Dios confió en ella al elegirla para ser Madre de su Hijo. No nos equivocamos al elegirla también nosotros como madre e intercesora.

Anuncios
comentarios
  1. Marvin dice:

    eso es una realidad vivida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s